La tasa de paro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo estable en mayo por tecer mes consecutivo en el 8,1%, gracias a la tendencia positiva apreciable en la mayoría de sus países miembros, salvo España, Austria, Bélgica, Dinamarca, Italia y Luxemburgo, donde se registraron ligeros incrementos del desempleo. Al finalizar el pasado mes de mayo, un total de 44 millones de personas carecían de empleo en los países de la OCDE, lo que representa un mejora de 2,8 millones de personas respecto a mayo de 2010, aunque todavía supone 12 millones más de parados que en mayo de 2008.

Entre los países que experimentan elevadas tasas de desempleo destacan España (20,9%), Eslovaquia (13,3%), Portugal (12,4%) e Irlanda (14%).

14 de julio de 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada