El RDL introduce medidas dirigidas a superar la difícil situación económica. Se trata de medidas de recorte de gasto público dirigidas a las administraciones públicas, al sistema de protección social e introduce novedades en materia de Seguridad Social. He aquí las principales

– Se suprime del sistema progresivo de recargos por ingreso fuera de plazo, estableciéndose un recargo único del 20% cuando el pago a las cuotas de Seguridad Social se produzca fuera de plazo.

– Se excluye de la base de cotización las indemnizaciones por despidos/ceses, y se incluyen nuevos conceptos como la retribución en especie concedida voluntariamente.

– Para reclamar al Estado los salarios de tramitación deberán haber transcurrido 90 días hábiles desde la interposición de la demanda, antes era a partir de los 60 días.

– Se reducen las prestaciones del fogasa: antes un trabajador podría cobrar hasta el triple del SMI, ahora se limita al doble (1.282,80 Euros/mes), además decreciendo el tope de 150 a 120 días, esto es, como máximo cobrará 5.131,20 Euros. Respecto del abono de las indemnizaciones, el límite del salario diario, base del cálculo, pasa del triple al doble del SMI, es decir, 42,76 Euros/día.

5 de agosto de agosto de 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada