La nueva redacción del art. 37.5 del Estatuto de los Trabajadores dada por la Ley 3/2012, sobre la reducción de jornada por motivos familiares, empieza a ser aplicada por los Juzgados de lo Social. En sentencia del Juzgado de lo Social nº 16 de Valencia de 23 de julio de 2012, se dice que no es posible solicitar la reducción de jornada (en ese caso era de 24 horas semanales), escogiendo no ir a trabajar los sábados. El tenor literal de la ley lo deja claro: la reducción se opera sobre la jornada diaria, no, como antes, sobre la jornada ordinaria (¡cómo cambia las cosas un sólo adjetivo!). Lo que permite sólo una reducción horaria dentro de la jornada diaria que ya se tiene. No la elección de los días que se quiere trabajar. La sentencia desestima la demanda a una trabajadora en estas circunstancias.

19 de octubre de 2012


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentarios de la entrada