Ser autónomo es, sin duda, un gran desafío para todo joven empresario. La independencia que da es de alto riesgo, requiere coraje para tomar decisiones estratégicas y, por eso, se debe estar preparado.

De acuerdo con la ley de 2 de julio de 2004 sobre libertad de actividad económica (ustawa o swobodzie działalności gospodarczej), ser autónomo incluye las actividades de manufactura, construcción, comerciales y de servicio, así como la exploración, identificación y extracción de minerales de los depósitos y actividades profesionales, realizadas de manera organizada y continua. La actividad debe ser regular y organizada, ejecutarse en su propio nombre y con la intención de obtener un beneficio.

Ser autónomo es la forma de empresa más simple. Se trata del denominado trabajo por cuenta propia y sólo puede ser realizado por una persona física. El funcionamiento como autónomo no es complicado y, por eso, es la forma más adecuada para las pequeñas empresas. La persona física que es autónomo tiene capacidad legal, jurídica y procesal. Para establecer y administrar una empresa unipersonal no se necesita de ninguna escritura de constitución, tampoco se exige un capital mínimo. Lo característico de esta institución jurídica es que el autónomo asume personalmente el riesgo de su actividad.

Antes de registrar una empresa en el Registro Central e Información de Negocios – Centralnej Ewidencji i Informacji o Działalności Gospodarczej (CEIDG), hay que tener en cuenta varios aspectos:

Registrarse cómo autónomo en Polonia

  1. Inscripción en el Registro Central e Información de Actividad Económica
  2. Inscripción en el Oficina Nacional de Seguridad Social
  3. Inscripción en la Agencia Tributaria 
  4. Sello de la empresa
  5. Crea una cuanta bancara de empresa
  6. Otras obligaciones después del registro

 

Si desea obtener más información o registrarse cómo autónomo en Polonia, contáctenos.

info@oliverrichart.com

Principio del formulario

Final del formulario